Cuidadores de patios reclaman el pago de las subvenciones

  • Imprimir

Critican la "poca empatía " y la "falta de sensibilidad" por parte del Ayuntamiento al que reclaman una fecha máxima de pago.

Un grupo de cuidadores de patios, pertenecientes a la asociación de vecinos San Lorenzo Existe, se han concentrado ante la puerta del Ayuntamiento para protestar porque a estas alturas no han cobrado ni las subvenciones ni los premios correspondientes al concurso de este año. La portavoz de este colectivo, Virginia Molina, ha explicado que los afectados son “familias de economía media que abrimos todos los años durante dos semanas nuestras puertas exponiendo nuestra privacidad, y esto lo hacemos por amor a nuestra ciudad y a nuestras costumbres, y también por unas migajas económicas que llegan, por ineficacia o ineficiencia, tarde o mal, o no acaban de llegar, como es el caso”.

Virginia Molina y Ángela Gómez, ante el Ayuntamiento.  patios cuidadores patio concursoVirginia Molina y Ángela Gómez, ante el Ayuntamiento. /Foto: JC

Con independencia de la cuantía, los cuidadores de los patios necesitan el dinero, ya que muchos, señalan, “lo tenemos invertido antes de que llegue” en reformas o en actuaciones que requiere el inmueble. Molina ha insistido en el hecho de que quienes viven en las casas patio son “personas trabajadoras” y que las viviendas “no son heredadas sino fruto de nuestro trabajo”.

 

Desde este colectivo critican la “poca empatía” y la “falta de sensibilidad” por parte del Ayuntamiento al que reclaman una fecha máxima de pago “que no sea a 90 días en el mejor de los casos, como un proveedor más del Ayuntamiento”.

Aunque esta iniciativa ha partido de la asociación San Lorenzo Existe, son conscientes de que desde las asociaciones que agrupan a los propietarios y a los cuidadores de patios se reclama al Consistorio el abono de estas cantidades, aunque respetan la voluntad de quien no quiera hacer público su malestar por este retraso.

La vicepresidenta de la asociación, Ángela Gómez, ha insistido en el hecho de que ellos quieren participar en el Concurso “porque esto lo hacían nuestras madres y nuestras abuelas, y lo tenemos en el ADN”. Esta voluntad conlleva una serie de sacrificios para el cuidado y mantenimiento de los patios, como el que hacen personas con más de 70 años de edad “que se levantan y se acuestan regando” y, encima, “llevan tres meses sin recibir una nimiedad, cuando somos el motor que genera un montón de riqueza en Córdoba, como es sabido, que tenemos un trabajo bastante precario, por no decir inexistentes, y que esto está generando muchísimo dinero del que se están beneficiando hoteles, restaurantes y un montón de gente, y y nosotros seguimos trabajando por amor al arte”.

 Fuente: www.lavozdecordoba.es. (14/8/2018)